¿Cuántas veces habré escuchado esta frase? Cuando hacemos una inversión nos gusta comenzar a ver resultados inmediatamente. Eso es lo que sucede con todo el que hace una web nueva, quiere tráfico, quiere mucho tráfico y lo quiere ya.

Pero claro, esto no funciona así. Déjame poner un ejemplo. Imagina que construyes un edificio de apartamentos para alquilarlos y sacar rentabilidad a esa inversión. Por el simple hecho de que esté construido no van ha surgir inquilinos de forma espontánea, sino que tendrás que atraerlos. Pondrás anuncios en directorios, hablarás con inmobiliarias, correrás la voz… en definitiva, harás esfuerzos por atraer potenciales clientes. Muchos de ellos te contactarán y algunos al final cerrarán el proceso de arrendamiento.

Con tu web sucede exactamente lo mismo. Una vez terminada nadie la conoce. Ahora tienes que dejar que Google te indexe, te valore, analice tu trayectoria, tus contenidos, tu historial de publicaciones al final te asigne un valor.

De esta forma Google decidirá si tu web es valiosa para ciertos usuarios cuando buscan una palabra específica en el buscador. Si tu web es relevante y valiosa para Google, lo es para tus clientes, así que tus esfuerzos deben ir en esa linea.

  • Agrega páginas de aterrizaje a tu web con las palabras que satisfagan las intenciones de búsqueda de tus clientes.
  • Agrega contenido de forma regular.
  • Afina muy bien esos contenidos para que sean atractivos y estén bien maquetados en cualquier dispositivo, principalmente en móvil.

En definitiva, tener una web es el primer paso, ahora queda lo más difícil: atraer a los clientes.

En TEKY te podemos ayudar a captar tráfico con campañas SEM y por supuesto haciendo SEO técnico en tu web. Habla con nosotros y te asesoramos sin compromiso.